LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN VUELVE A DAR LA ESPALDA A SORIA EN MATERIA DE DESPOBLACIÓN

La contestación al Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León sobre la captación de ayudas europeas para la provincia de Soria deja de manifiesto que para el Partido Popular no existe un problema de despoblación específico en nuestra provincia

En su último informe el Instituto Nacional de Estadística daba a conocer que la proyección de población a corto plazo para los próximos años para España son que nuestro país perdería 2,6 millones de habitantes en los próximos 10 años (-5,6%) si se mantienen las tendencias demográficas actuales.

En el caso de Soria los datos reflejan una población actual de 93.500 habitantes con una densidad de algo más de 9 habitantes por kilómetro cuadrado. Si se cumplieran las previsiones la provincia pasaría a algo más de 85.300 habitantes con una densidad de 8 habitantes por kilómetro cuadrado. Además el saldo vegetativo negativo seguiría creciendo y se elevaría a -549. Esto dejaría a la provincia con un mayor desierto poblacional del que ya existe, casi 20 puntos por debajo de la densidad poblacional del resto de la Comunidad.

Con estos datos en la mano el Grupo Socialista en las Cortes de Castilla y León registró varias cuestiones en el sentido de que acciones iba a realizar la Junta de Castilla y León para revertir dichas cifras, centrándonos en la captación de ayudas europeas para la provincia de Soria en el nuevo marco de la política de cohesión.

Pues bien, las respuestas no pueden ser más desalentadoras. La Junta de Castilla y León afirma que de una financiación de casi un billón y medio de euros en los próximos años para regiones ultraperiféricas y septentrionales escasamente pobladas Soria recibirá 0 euros. Y todo ello porque dentro de esas regiones escasamente pobladas no se encuentra nuestra provincia.

Si es grave la contestación anterior no lo es menos la que desde la Junta de Castilla y León se ofrece con posterioridad. El Gobierno del PP afirma que el contexto de despoblación afecta a territorios de todo el país y distintas regiones europeas y requiere platear soluciones de índole nacional y en el ámbito europeo. Es decir, que para la Junta de Castilla y León sigue siendo lo mismo la despoblación en Valladolid que en Soria. Que aplicarán, como vienen haciendo, las mismas medidas allí donde hay 50 habitantes por kilómetro cuadrado que donde hay 1, como sucedió con el traslado de los escolares de San Pedro Manrique a Soria.

Y por último nos ofrecen como solución la Agenda para la Población de Castilla y León 2010-2020, una Agenda que ya está demostrado que no sirve, dado que seguimos bajando en población, una agenda que está llena de palabras huecas y sin medidas reales que den la vuelta a unas cifras que en estos momentos son ya alarmantes para la provincia de Soria.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 750 seguidores

%d personas les gusta esto: